El conflicto biológico, origen de las enfermedades

0
259
Angeles Wolder

Ángeles Wolder es una kinesióloga y licenciada en antropología social argentina radicada en Barcelona, fundadora y directora de la Escuela de Descodificación Biológica Original, una terapia que se basa en aprender a descodificar el lenguaje corporal. Una imperdible charla que puede ayudar a todos a identificar sus propios conflictos.

La descodificación biológica es una herramienta que te permite reconocer cuáles son los conflictos que has vivido, orígenes de diversos síntomas. Esos problemas tú has interpretado de una determinada manera, porque tu mapa mental no te permite otra cosa”, afirma con acento español Ángeles Wolder Helling, quien nació en Necochea y se recibió de licenciada en kinesiología en la UBA, pero desde hace casi 30 años que vive en Barcelona.

Autora de dos libros (uno de los cuales está próximo a salir), acaba de visitar la Argentina, donde en 2014 abrió una sede de la Escuela de Descodificación Biológica Original, que ella misma fundó y dirige.

¿Cómo llegaste a vincular algo tan mecánico como la kinesiología con la parte psíquica?

Porque en mis comienzos en Buenos Aires trabajaba en una unidad relacionada con problemas de la columna vertebral, y hacía más de psicóloga que de kinesióloga, los pacientes me contaban sus cosas, porque asociaban sus dolencias a diferentes situaciones personales. No había que esforzarse demasiado para ver eso.

Ángeles se casó con un catalán y en 1991 estudó Ergonomía y Psicosociología en Francia, algo que en ese momento era completamente novedoso: “Dentro de las herramientas que fui incorporando estaban la programación neurolingüística, la hipnosis ericksoniana, la sofrología, las constelaciones familiares, la terapia sistémica relacionada con el ámbito laboral, y ahí se me abrió un mundo. Estos elementos me permitieron ir avanzando hacia un abordaje integral de la persona, en sus ámbitos familiar, social y laboral”.

¿Qué es la descodificación biológica, cómo llegaste a ella?

Yo la estudié en Francia, Bélgica y España, con la intención de amplificar mi campo de trabajo. Me posibilitó ver que la persona, en lugar de tener que afirmarse en causas externas cuando tiene un síntoma, puede buscar en su interior.

¿Cómo la describís?

Es una herramienta que te permite reconocer cuáles son los conflictos que has vivido. Todo síntoma está en relación con un problema que tú has interpretado de una determinada manera, porque tu mapa mental no te permite otra cosa. Nos construimos con un mapa fijo sobre cómo deben ser las cosas; cuando el exterior te plantea una situación que te cuesta ver de otra manera, chocan el exterior con tu interior, y se produce un súper estrés, que es evacuado mediante un síntoma, o un mecanismo adaptativo, como la profesión que una persona elige, la manera de vestirse, los tatuajes…

¿Se nutre de diferentes terapias la descodificación biológica?

Se basa en una sola teoría, que establece la totalidad de códigos biológicos. Un conflicto biológico es una situación inesperada, dramática, que no tiene solución y no se ha podido expresar el inmenso dolor que se ha vivido en ese momento, como la muerte de un familiar, la comunicación de una enfermedad, el despido del trabajo, la falta de dinero, la ausencia de pareja, las peleas de pareja… Son cosas corrientes, que cuando las vivimos como problema, nos descolocan interiormente. La teoría parte de los códigos biológicos, se basa en que cada órgano tiene una función. El abordaje terapéutico se nutre de diferentes herramientas y de las herramientas propias que se han creado en la descodificación.

¿Cuáles son esas herramientas?

Son ejercicios en los que buscamos localizar el instante del conflicto biológico de manera muy asertiva, porque la pregunta que se realiza incorpora la vivencia que tuvo la persona. A partir de ahí es muy importante hacer una descarga visceral, sacar las emociones y las sensaciones corporales.

Pero a este tipo de acontecimientos importantes, ¿la persona no suele tenerlos identificados como conflictos?

Muchas veces no, porque hay un mecanismo de represión inconsciente y eso se olvida. Te olvidas de las cosas que han pasado justamente para no vivenciarlas a través del dolor. Tienes que anular ese dolor para poder continuar con tu vida. Otra cosa es interiorizarlo, alcanzar la sabiduría, poder hablar de algo que tiene un carácter emocional sin que te duela.

¿Cómo se manifiestan estos conflictos biológicos, qué síntomas pueden aparecer?

Depende de cada vivencia. Cada código biológico impacta sobre un órgano diferente. Si yo tengo una vivencia de algo inaceptable, impactará en el estómago. Si me dicen de mi trabajo que tengo que viajar todos los meses y a mí no me apetece, seguramente saldré a la calle y puede que me haga un esguince, porque el pie habla del equilibrio y la estabilidad en la toma de direcciones.

¿Cómo es la terapia de la descodificación?

A partir del motivo de consulta, lo que la persona quiere cambiar, su problema. Yo hago preguntas para saber qué es lo que se pudo haber vivido para quedar anclado ahí. Es importante conocer desde cuándo se está produciendo el problema. Hay que buscar situaciones conflictivas, mediante herramientas que permiten ir viajando en el tiempo hacia atrás, para localizar un evento concreto. Ahí buscamos hacer la descarga que no se pudo hacer en ese momento.

¿Cómo se hace para atravesar una emoción que se reprimió en el momento en que sucedió?

Porque el inconsciente no tiene tiempo. Cuando la persona reconecta con eso, revive todo lo que sucedió en ese instante, y hay una descarga de pensamientos, sentimientos, emoción y sensación corporal. El cuerpo reacciona como si lo estuviera viviendo.

¿Todas las enfermedades tienen un origen que se puede identificar desde este lado?

Sí, el cien por ciento, porque cada órgano tiene una función. Cada síntoma se puede relacionar con una vivencia de altísimo estrés que no pudo ser evacuado.

¿Cómo juega el exterior? Porque supongamos que yo me engripo, pero hace unos días fui a jugar al fútbol un día de lluvia y frío, y lo relaciono enseguida con eso.

Si la relación fuera así, directa, todas las personas que van a hacer deporte en esas condiciones se engriparían. Ahora, las personas que se pescan una gripe tienen síntomas diferentes, como dolores musculares, problemas estomacales, respiratorios… y obedecen a diferentes situaciones conflictivas.

¿La descodificación biológica lleva a una suerte de autoconocimiento?

Claro. Que lleva a que tú modifiques tu autoconcepto, y cuanto más te conoces tú, más conoces a los demás. No es lo mismo una persona que vive todo el día estresada, enojada, a mil, que una persona que puede comprender al otro, empatizar… y sobre todo, que ha limpiado sus conflictos biológicos.

LEAVE A REPLY