Una coyuntura para aprovechar

0
38

A pesar del difícil panorama, es un buen momento para encarar una construcción. Las razones están principalmente en la caída de los costos en dólares. Y la firma CIBA tiene un plan para quienes están dispuestos a capitalizar esta situación.

Una de las buenas consecuencias de la pandemia es que mucha gente se ha dado cuenta de que no quiere vivir más hacinada en una gran ciudad. Tanto en Nordelta como en Puertos, en los últimos meses llovieron las consultas y se concretaron muchas ventas, sobre todo de lotes. Porque a las ganas de vivir en espacios abiertos y llenos de verde, se le suma que este es un gran momento para iniciar una obra. “El costo de la construcción está muy barato en relación a su nivel histórico en dólares, y eso la gente lo está aprovechando”, afirma Fabián Lagares, CEO de la firma CIBA, que tiene sus oficinas en Nordelta, donde ha edificado más de 80 casas. Además, es una de las empresas que hizo punta en Puertos, donde ha construido ya diez casas.


“En el marco de la cuarentena, las consultas se multiplicaron. Y la gente le perdió el miedo a la virtualidad, tanto que cerramos obras mediante encuentros por plataformas digitales. Tenemos doce proyectos en Puertos y otros tres en Nordelta listos para empezar a construir en cuanto las autoridades lo permitan”, detalla Lagares.


De los doce proyectos de Puertos, seis corresponden a casas tradicionales (una de ellas de más de 400 metros cuadrados) y seis a un nuevo concepto desarrollado por CIBA en estos últimos meses, al que denominan low cost. Así lo explica su CEO: “Diseñamos cuatro modelos, de estilos Clásico, Racionalista Clásico, Neoclásico y Santa Fe. Son casas de alrededor de 200 metros cuadrados, llave en mano, que tienen nuestros habituales estándares de calidad y permiten un ahorro de un 15 por ciento en los costos generales, porque el diseño y los cálculos estructurales ya están hechos”. Cada una de estas viviendas tiene tres o cuatro dormitorios, cuatro baños, un escritorio, muebles de cocina y lavadero. “En Nordelta también tenemos un proyecto low cost, además de dos casas de más de 500 metros”, agrega el fundador de CIBA.

La inversión y el contexto


Esta firma, que se define más como una empresa de servicios integrales de construcción que como un estudio de arquitectura, nació hace 20 años y en 2006 se instaló en la Bahía Grande de Nordelta.


“Para nosotros, el arquitecto debe adaptarse a lo que quiera el cliente, a lo que busca. Abordamos todos los estilos, respetando la esencia de cada uno de ellos; para ello buscamos bibliografía, estudiamos la cultura en la que surgió y lo acondicionamos a nuestro lugar. Cada casa, cada cliente, cada proyecto, representan un desafío único”, desarrolla Lagares

Otro aspecto que CIBA tiene muy en cuenta en todas las etapas de su trabajo es que una casa representa una importante inversión para el cliente. Y esto incluye no sólo aspectos de diseño y constructivos, sino también impositivos, legales y económicos. Además, la empresa brinda garantías de construcción por 10 años, un programa de garantía extendida y seguro de vivienda, junto a una carpeta con manuales.
La garantía es la culminación del proyecto y forma parte del CIBA Concept, una propuesta integral que comienza en el asesoramiento previo a la concreción de la obra. Con esta idea, a lo largo de sus dos décadas de historia CIBA ha elaborado tres centenares de proyectos y construido más de 200 casas, siempre con la sustentabilidad como objetivo.

Datos útiles
CIBA tiene su sede en Estudios de Bahía Grande, Av. Del Puerto 215, piso 7º, of. 723.
Tel: 5252-1619.
Página web: www.cibaarquitectura.com
E-mail: info@cibasrl.com.ar

LEAVE A REPLY