“Volver a los escenarios es maravilloso”

0
62

Soledad Villamil, una de las más destacadas actrices de su generación, conversó con Revista Nordelta sobre “Corazón Loco”, la comedia que protagoniza junto a Adrián Suar estrenada por Netflix. Además, revela el entusiasmo que le genera volver a cantar en vivo.

Versátil y creativo, así fue siempre el mundo artístico de la actriz, cantante y compositora Soledad Villamil. Hoy, como todos, tuvo que adaptarse y también transformar su creatividad. De forma espontánea, las charlas que mantenía con su hija, su madre y su hermana por Zoom se transformaron en un ciclo de Instagram y Facebook Live donde comparten y recomiendan a su público lo que leen, miran o escuchan. Y adaptó su casa como un estudio, desde donde transmite sus clases magistrales de actuación virtual, para reflejar las experiencias vividas a lo largo de su camino profesional, donde siempre prevaleció el talento.


En pareja con el actor Federico Olivera, y madre de dos hijas (Violeta y Clara), Soledad afirma que en lo personal y familiar lo pasaron bastante bien. “Tengo una casa relativamente cómoda y estamos sanos, así que mejor que muchos otros argentinos. Sin embargo, a nivel profesional y económico, es una situación muy preocupante, ya que en mi casa somos dos actores, que nos dedicamos a la industria cultural y audiovisual, y vivimos de subir al escenario, por lo que fue un año muy complicado”, comenta.
En septiembre, y debido a la pandemia, la película “Corazón Loco”, que protagoniza junto a Adrián Suar y Gabriela Toscano dirigidos por Marcos Carnevale, fue estrenada directamente en Netflix, luego de un demorado lanzamiento que venía postergándose desde marzo, cuando los cines fueron cerrados debido al confinamiento. El film refleja la vida de Fernando Ferro, un médico que tiene dos familias paralelas: una en la ciudad de Buenos Aires y otra en Mar del Plata. A pesar de que ninguna sabe de la existencia de la otra, el protagonista afirma que las ama por igual, mientras intenta justificar su actitud sosteniendo que “en otros países hay poligamia”. En una situación de dualidad amorosa, engaños y mentiras llevada al tono de una comedia de enredos, Soledad interpreta a Vera, una de las esposas traicionadas, que -lejos de solo llorar frente a la infidelidad- siente la necesidad de cobrar venganza.

A los 51 años, Villamil cuenta con una larga trayectoria como actriz y cantante.

— ¿Qué te atrajo del film “Corazón Loco” para ponerte en el papel de Vera?
— Me atrajo mucho el guión, por ser divertido pero también por tocar un tema que a todos nos puede llegar a pasar, o interpelar, porque tiene que ver con la forma de las relaciones amorosas o si se puede, o no, estar enamorado de más de una persona. Preguntas que tienen que ver con temas surgidos el último tiempo, con distintos modos de vincularse que, sin dejar de ser una comedia, toca la diversidad y las diferentes formas de amar.

— Fernando, el personaje de Suar, justifica su actitud afirmando que tiene un “corazón demasiado grande” y que por eso puede amar a las dos. ¿Qué opinás sobre eso?
— Sí, él dice que ama demasiado, pero para mí es un psicópata… un enfermo. Y eso es lo que le dice mi personaje –Vera- cuando se entera, porque él manipula a estas mujeres. Ellas no son partícipes, no eligieron esa vida, sino que la ignoraban, fue impuesta. Incluso, es una situación violenta. Y hay algo de eso en la composición de Vera, y sobre la violencia que el otro puede ejercer a través del engaño y la mentira, y la violencia que también se le despierta a Vera, tras descubrir que su vida no era como ella pensaba. Toda su identidad fue totalmente violentada.

Canciones e historias
Soledad dio sus primeros pasos como actriz en el cine, con la película “Vivir Mata” del director Bebe Kamín, en 1991. De allí pasó directamente al escenario del teatro San Martín, junto al elenco de “Hamlet”, en una versión dirigida por Ricardo Bartís. La televisión también le abrió sus puertas, con series y telenovelas destacadas como “Zona de riesgo”, “Nueve lunas”, “De poeta y de loco”, “Vulnerables” y “Locas de amor”, entre otros, a lo largo de sus años de carrera. Sin embargo, su mayor reconocimiento fue en el cine, en el año 2010, con su co-protagónico en “El secreto de sus ojos”, el film de Juan José Campanella que ganó el Oscar a Mejor Película Extranjera.
Paralelamente a la actuación, Soledad armó una destacada carrera como cantante y compositora, con cuatro discos de estudio en su haber y conciertos a sala llena. Su disco “Morir de amor”, ganador del premio Carlos Gardel, superó las 20 mil copias vendidas y fue declarado Disco de Oro. “La música es otro de los canales que tengo para expresarme, para producir, para generar espectáculos, y eso me alimenta, es un ejercicio que me da mucha alegría”, afirma.

— Estás a punto de volver a los escenarios, ¿qué te genera eso?
— Creo que hoy pocas cosas podrían darme tanta alegría como volver a cantar en vivo, con público. Es un momento que espero con ansias.

— El repertorio que conforma tus discos es muy variado, ¿en qué te basas para su elección?
— Mis canciones siempre tienen que ver con algo que me conmueve, ya sea alguna vivencia personal, algo que veo o también que leo. La elección de las canciones fue cambiando mucho a lo largo de los discos, porque partí de un repertorio más criollo y campero, para luego abrir más los géneros e incluir otro tipo de canciones. Este repertorio me permite tener una mayor variedad de climas en los shows en vivo, donde puedo presentar las canciones, contar su historia o hablar sobre las que yo escribí.

LEAVE A REPLY