El futuro de la alta costura

0
905

Con solo 20 años, Jorge Rey es el diseñador más joven de la Argentina. Gracias a su talento y sus prendas, inspiradas en sus propios sentimientos, se destaca y se perfila para marcar el paso en el mundo de la moda.

De pequeño, cuando Jorge Rey vivía en el pueblo santafecino de Rufino, jugaba a ser una princesa, una bruja o solo un niño. Admiraba mucho a Floricienta, el personaje de Florencia Bertotti en la novela infantil creada por Cris Morena, y siempre bailaba y cantaba sus canciones frente a la TV. Como si viviera en un hermoso cuento de hadas, su familia lo acompañaba, en especial Luisa, su abuela del corazón. Con el paso del tiempo, todos esos años vividos llenos de felicidad y libertad, sobre todo, dejaron volar la personalidad, el talento y la creatividad que hoy lo posiciona como uno de los diseñadores de alta costura más talentosos de la Argentina, con apenas 20 años de edad. “La realidad después me mostró otra cosa, pero antes tuve la suerte de que Luisa, y mi familia, nunca tuvieron problemas con lo que yo quería ser, con lo que sentía o lo que me pasaba. Es más, mi primer desfile se inspiró en los años que viví en Rufino, cuando no conocía otro sentimiento que no fuera el amor o la felicidad. Siempre hacía lo que sentía, y hasta el día de hoy me manejo así. Si lo siento, lo hago, y sino no”, afirma el diseñador.

Jorge Rey es de Rufino, Santa Fe, y ya abrió su propio atelier en Recoleta.

 

El joven mimado de la moda

Así llaman en la escena local a Jorge Rey. Vanguardista, moderno y con una carrera en franco ascenso, el diseñador más joven de la Argentina se destaca en el mundo de la moda gracias a sus piezas de alta costura. Vestidos de alto vuelo, realizados totalmente a mano, en seda natural y con detallados bordados en forma de flores, ramas u hojas que impregnan su colección, inspirada en la naturaleza y en sus propios sentimientos. A los 17 realizó su exitoso primer desfile en Rufino, y dos años después presentó su primera colección en el Six O´Clock Tea, el exclusivo té-desfile a beneficio que ya lleva realizadas 28 ediciones en las ciudades de Buenos Aires y Punta del Este. “Hay gente que no puede creer que tenga 20 años y confeccione este tipo de vestidos. Para mí simplemente es arte, siempre hago lo que siento y así lo manifiesto”, comenta Rey, quien se mudó a Buenos Aires, estudia Diseño de Indumentaria en la Universidad de Palermo y ya abrió su propio atelier en pleno barrio de Recoleta.

 

¿Siempre quisiste dedicarte a la moda?

Fue gracias a Nancy, la mamá de mi mejor amiga Salomé. Con ella siempre mirábamos revistas de moda y vestidos. En 2014, cuando murió Jorge Ibañez, ella estaba enferma y no podíamos creer que se hubiera ido ese gran diseñador, pero ella también falleció, de cáncer, dos meses después. A partir de allí, con Salomé decidimos estudiar corte y confección con Rosa Contreras, muy reconocida en Rufino, quien actualmente es modista de mi marca.

El joven diseñador tiene previsto lanzar sus propias lineas de accesorios, anteojos y perfumes.

¿Por qué elegiste desenvolverte en la alta costura?

La alta costura es un trabajo personalizado, conlleva más horas de trabajo y tiene su magia, porque se hace todo a mano. Me gusta hacer vestidos a medida, conversar con las clientas y asesorarlas. Mi trabajo es tan lindo que, además, me permite formar parte de un momento especial en la vida de las personas. Ellas me cuentan felices todos los detalles de su evento, y yo me siento parte de esa ocasión, por diseñar la ropa que usarán esa noche tan importante.

 

¿En qué te inspirás para lograr tus creaciones?

En lo que siento, en lo que vivo. A veces las ideas vienen solas, pero sino voy en busca de ellas. Este fin de semana viajé a Rufino y, en el campo, mientras escuchaba música y dibujaba, me sentí muy libre, viendo el horizonte, los pájaros, las hojas de los árboles. Esas cosas me inspiran. Incluso, un estado de crisis emocional también me pone a diseñar, dibujar y crear.

Seda, bordados y un diseño cuidad al más mínimo detalle caracterizan cada creación de Rey.

 

Renacer es la consigna

Rey afirma que el diseño le salvó la vida y que es su refugio diario. Incluso, el proceso creativo que lo inspiró a crear su primera colección surgió tras un desafortunado desencuentro amoroso, cuando sintió que volvió a nacer. “Por eso la titulé Renaissance, inspirado en dejar atrás el pasado y liberarse de todo lo que te resulta agresivo para renacer. Fue un proceso creativo durísimo y muy doloroso, en el que me acompañó mi familia, mis amigos y especialmente mi hermana Flor, quien hoy también trabaja en mi marca. Yo soy el que siempre escucha a todo el mundo, por eso cuando estoy mal necesito que alguien me levante, sino me hundo solo”, reflexiona.

 

¿Cuáles son tus futuros proyectos?

Este año fue muy lindo, para mí y para todos los que trabajan conmigo, ya que todo lo que logramos fue en equipo. Tengo miles de proyectos y siempre estoy inventando algo nuevo. Ahora trabajo en mi nueva colección, pero también estamos viendo si podemos sumar pret-a-porter. Los futuros planes serían sacar una línea masculina y me encantaría crear una línea de anteojos, carteras, pañuelos y perfumes. Me encantan los accesorios y ya tengo muchísimos bocetos, porque cuando diseño lo hago de manera integral. Trato de hacer todo en mi vida, pero siempre me quedan proyectos por concretar. Me encanta soñar y crear, por eso espero con ansias lo que vendrá.

LEAVE A REPLY