IRONMAN El Triatlón más esperado

0
393
Ironman

Se realizó por tercer año consecutivo en nuestro país y, una vez más, Nordelta fue el escenario elegido. Participaron 2500 competidores de 39 países de todo el mundo. La novedad fue la app para seguir a los atletas en plena carrera. Un norteamericano y una brasileña resultaron ganadores, y la organización fue impecable.

Todo comenzó con casi dos kilómetros de nado en el lago Central de Nordelta.

Son las 7:30 de la mañana de un sábado soleado en Puerto Canoas. La natación es la primera prueba del triatlón IronMan 70.3 South American Championship 2018. La costa está llena de atletas con trajes de neoprene que van bajando por la rampa. Luciano, un competidor de 38 años oriundo de Chivilcoy, está a metros de saltar al agua. Se acomoda las antiparras, la gorra de baño, repiquetea con los pies, setea el cronómetro de su reloj… hasta que irrumpe este cronista. “¿Qué sentís?” La respuesta sale con las pulsaciones a mil: “Un poco de ansiedad… nervios, desfilan todos los recuerdos de tantas horas de entrenamiento, de preparación… Fueron siete meses entrenando a conciencia, y se vienen a mi cabeza la familia y las horas que puse en esto”.

Unos 20 grados de temperatura tiene el agua, un bálsamo para lo que van a vivir estos 2500 atletas de 39 países durante el tramo de 1,9 kilómetros en el lago, teniendo en cuenta los 25º que van a registrarse a lo largo del día. Allí, fuera del agua, tendrán que recorrer 90 kilómetros de ciclismo y 21 de pedestrismo bajo los rayos de un intenso sol. El otoño, que había revivido días antes en medio de la primavera, desapareció justo para la prueba atlética como por obra de la naturaleza, para poner una dificultad más en la tercera carrera de esta magnitud desarrollada en Nordelta.

 

Expectativas y sensaciones

Luego de tres horas de competencia, el público y la prensa aguardaban ansiosos la llegada de los primeros competidores. El periodista deportivo Nacho Goano y su par de Puerto Rico Tony Lugo eran los encargados de animar la cita y marcar las expectativas de la gente, mientras anunciaban que algún atleta se aproximaba a la llegada. Sin embargo, varios espectadores ya estaban enterados de lo que sucedía en las pistas del IronMan 70.3 por una app para dispositivos móviles, que permitió a los usuarios seguir en vivo el desarrollo de la carrera con información exclusiva de cada competidor, que transmitía su posición a través de una tobillera electrónica con GPS.

El podio de los ganadores. Ellos son los brasileños Reinaldo Colucci, Santiago Ascenco y el estadounidense Von Berg.

Tras 3 horas 46 minutos, el estadounidense Rodolphe Von Berg cruzó la meta sin demasiadas exigencias. Y 33 minutos más tarde arribó la primera de la categoría femenina, la brasileña Pamella Oliveira. En cuanto el nivel de los argentinos, Mario de Elías, con una marca de 3 horas 58 minutos, fue nuevamente el mejor ubicado: terminó sexto en la clasificación general. “En este nivel de competencia no se puede tener ningún tramo débil, y en la natación estuve mal. Además, corriendo pisé sin querer un pozo, voló mi botella con comida a los 10 kilómetros… así que me persigné, crucé los dedos y me propuse llegar lo más lejos posible; al final, con la grilla de largada que había hoy, quedé súper contento”, contó el deportista de Allen, Río Negro.

Para sorpresa de varios, Santiago Lange se encontraba entre los participantes amateurs. El campeón olímpico en Río 2016 compitió en bici por equipos dentro de la categoría “celebrities” junto a su hijo Klaus, que se dedicó a correr. “Fue increíble. Todas estas carreras multitudinarias dan una energía tan positiva, tan buena onda, tanto deporte… que es un placer. Como nunca participé de esto, no sabía cuánto podía apretar, pero como llegué con energía me quedé con ganas de correr. Voy a ver si cuando terminemos los Juegos Olímpicos de Tokio puedo hacer el triatlón entero”, contó el experimentado navegante, que pocas veces había estado en Nordelta, y sobre eso comentó: “Es espectacular, no vengo mucho por acá y realmente todo lo que vi desde la bicicleta es muy lindo. Deberían cerrarlo todos los fines de semana, así venimos a pedalear”.

El reencuentro de una atleta con su familia.

También se encontraba entre los participantes, como amateur, Oscar Galíndez, triatleta para Argentina en los juegos de Sydney 2000, cuando la prueba tuvo su debut olímpico. “Fue muy emocionante. Me doy cuenta con estas competencias que la pasión va más alto que cualquier cosa”, expresó, quien ganó un triatlón en 2013 en Panamá y en 2012 hizo el mejor tiempo en ciclismo en la misma prueba en la que participaba nada menos que Lance Armstrong. Oscar, que ya tiene 47 años, se anotó en la categoría amateur porque no se sentía bien preparado. “Preferí disfrutarla. Hacer la carrera que hice que fue fantástico, sin expectativas en la parte profesional”, finalizó el de Río Tercero, Córdoba.

Este triatlón, que entregó 75 mil dólares en premios, 35 puntos para el circuito mundial y 75 plazas para el Mundial de la categoría, es uno de los más prestigiosos y exigentes en el mundo. Además, es uno de los 10 eventos favoritos de los atletas de esta disciplina, de acuerdo a la encuesta que realizó IronMan Athlete’s Choice Awards.

Además, en esta edición se realizó el Ironkids, en el que corrieron más de 300 chicos de entre tres y cinco años, con el fin de fomentar la actividad en todas las edades.

El circuito

La competencia se desarrolló dentro de Nordelta. La natación se desarrolló en el lago Central, el tramo en bicicleta pasó por Camino de los Remeros, Avenida Liniers, Avenida Agustín García y el centro de la ciudad de Tigre, para regresar a Puerto Canoas; y la etapa de running fue por Nordelta y Bahía Grande, donde más se sintió el aliento de familias, amigos y público en general.

EL podio femenino.

El estadounidense Rudy Van Berg, que el año pasado había terminado segundo en este mismo escenario, fue el campeón de la categoría Masculina. El joven de 25 años, de Colorado (Arizona), aseguró: “Mi gran objetivo era ganar acá, ya que era mi última carrera de la temporada. Me estuve preparando durante los últimos dos meses y no puedo estar más feliz. Me encanta este lugar para competir, con todas las calles alrededor, un gran parque verde y el clima del lago, que es perfecto”. Mientras que la triunfadora femenina, Pamella Oliveira, una brasileña de Espírito Santo que tiene 31 años, dijo:  “Me siento súper emocionada y feliz de haber finalizado en Tigre mi circuito de triatlones. Es un destino posicionado a nivel internacional”.

En lo que respecta a los resultados de la competencia, detrás del estadounidense, se ubicaron: Reinaldo Colucci con 3 h 50 min, y Santiago Ascenco, con sólo un minuto más. En el caso de las mujeres, Lauren Goss ocupó el segundo puesto con 4 h 20 min 17 seg, seguida a apenas 30 segundos por Lindsey Jerdonek.

 

 

LEAVE A REPLY