Una noche a puro corazón

0
669
Cena solidaria anual de la Fundación Nordelta

La cena solidaria anual de la Fundación Nordelta convocó a 450 personas en la sede de Astilleros Milberg. Se subastó una camiseta de Barcelona firmada por Lionel Messi, se recaudaron casi tres millones de pesos y famosos como Juan Darthés, Sebastián Estevanez y Claudia  Fontán engalanaron la fiesta.

Como es habitual a esta altura del año, se realizó la cena de la Fundación Nordelta en Astilleros Milberg, cuyo salón se llenó de gente con ganas de ayudar y mostrar su costado solidario, entre ellos varios famosos y empresarios. En total se recaudaron dos millones setecientos mil pesos, y para ello uno de los aportes más significativos fue la subasta de una camiseta de Barcelona autografiada por Lionel Messi, por la que el empresario de la construcción Hugo Dragonetti pagó casi trescientos mil pesos. Todos esos fondos se destinarán a financiar los programas de la Fundación en los barrios Las Tunas, El Lucero, El Alge y San Luis.

Algunos de los personajes que dijeron presente fueron Eduardo “Coco” Fernández, gerente de Artear, su mujer Virginia Elizalde; Sebastián Estevanez y su mujer, la modelo Ivana Saccani; el actor Juan Darthés, la diseñadora y animadora Anamá Ferreyra, el diputado Sergio Massa y su mujer, Malena Galmarini. El evento estuvo conducido por Verónica Varano y Hernán Drago.

Eduardo Costantini fue elegido capitán de su mesa, que compartió con Sergio Massa y el intendente de Tigre, Julio Zamora.

Uno de los momentos clave de la noche fue la elección al azar del capitán de cada mesa: había que ir pasándose un gorro de egresado (típico de las películas estadounidenses) y, quien lo tuviera en la cabeza cuando se paraba la música, sería el encargado de juntar las donaciones, ente otras tareas, todas con fines solidarios.

Vocación de servicio

La directora de la Fundación Nordelta, Marité Costantini, destacó que “más de 450 vecinos han participado de la cena solidaria para colaborar con la educación de los niños”. Y compartió: “Uno siempre tiene alguien a quien admira. Mi abuela, Mariaca (María Carolina Malbrán de Costantini) fue una mujer admirable. A pesar de todo lo que tenía para hacer, no dejaba nunca de mirar y ayudar a los demás. Se dedicó a ayudar a muchos chicos de la Cava y ahí una vez festejamos una Navidad con un pesebre viviente dirigido por mamá, y por eso creo que ya desde muy chica trabajé como voluntaria, y luego elegí mi carrera como profesora de ciegos. En 2001 llegamos con papá a Las Tunas. Nos presentamos como vecinos, les contamos que Nordelta iba a ser una gran Ciudadpueblo y que veníamos a escucharlos y a trabajar  con ellos. Los programas se fueron creando de a poco. Así fue a lo largo de todos los años y hasta el día de hoy las familias que conocimos en ese momento se siguen acercando a nuestra casa. Es un orgullo muy grande”.

Luego de la recepción y del primer plato, llegó el momento de las rifas, ofrecidas por los voluntarios mesa por mesa, y del remate de la camiseta con la firma del líder del Barça. Ahí, el rol de Vero Varano y Sebastián Estevanez fue clave para recaudar más.

María Leone y Juan Darthés.

Julio Zamora, intendente de Tigre, se expresó desde el escenario: “Estamos presentes para ratificar el compromiso de trabajar y apoyar las actividades de la entidad. Es muy importante colaborar con instituciones solidarias para contribuir y mejorar las condiciones de vida de la población”, sostuvo, y añadió: “Desde el ámbito municipal, llevamos adelante políticas públicas como los realizadas en los polideportivos, los talleres culturales, las orquestas infanto juveniles y el programa Tigre Educa”. Luego, Eduardo Costantini señaló: “Se agotaron todas las entradas para colaborar con la población más necesitada de Tigre. Siempre pensamos en la articulación de lo público y privado, trabajando junto al municipio y las distintas ONG del distrito”.

En el cierre, mientras llegaba el postre a las mesas, se rifaron un LCD de grandes dimensiones, una joya de Jean Pierre, una obra de arte de Sol Storni y una camiseta de Los Jaguares, el equipo argentino de Super Rugby. Como telón de cierre, la banda Cumbia y Fuera mostró su divertido repertorio. Y ahí, en la pista, satisfechos por haber dado lo mejor de sí, todos se pusieron a bailar.

LEAVE A REPLY