Con la proa hacia un mundo mejor

0
52

There is no ads to display, Please add some

Bote al Agua es una ONG que se dedica a capacitar a adolescentes de barrios vulnerables de Tigre en la construcción de botes de madera. “Es una experiencia enriquecedora que les permite vislumbrar una vocación, una profesión futura o simplemente, el gusto por el aprendizaje desde una perspectiva práctica y lúdica”, asegura su fundador, Daniel Helft.

Daniel Helft es periodista, pero hace unos años decidió poner toda su energía en un proyecto que une su pasión por la náutica con sus inquietudes solidarias. Así nació Bote al Agua, una ONG que trabaja en el Distrito Tigre Sur y busca capacitar a adolescentes de barrios vulnerables en la construcción de botes de madera. “Hace unos años estuve trabajando en un proyecto para implementar lo que se conoce como Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP) en escuelas del conurbano. La idea es que los chicos aprenden mejor cuando tienen un proyecto que les resulta interesante y en el que se sienten protagonistas”, explica Daniel.

—¿Qué relación tenías vos con el Delta para encarar un proyecto de estas características?
—Si bien soy periodista y profesional de la comunicación, mi pasión personal siempre estuvo ligada al Delta, al remo y las actividades náuticas. Hace años comencé un proceso de aprendizaje de construcción de botes y remos. Por mi interés en temas educativos y náuticos, encontré en Internet la página de un educador norteamericano que proponía la pedagogía del ABP, en la cual el proyecto en cuestión era la construcción de un bote de madera. Su trabajo me deslumbró y me puse en contacto con él. Me explicó que en los América del Norte ya existen más de 200 ONGs que trabajan con su pedagogía. Me compartió su página (Building to Teach) y me invitó a participar de un curso de capacitación en los Estados Unidos. 
Realicé el curso y me relacioné con otros educadores, con quienes sigo en contacto y compartimos experiencias, lo cual es muy valioso. Previo a mi viaje, había tenido la enorme suerte de conocer a Tino Lutteral, quien dirige un proyecto de regeneración urbana inclusiva en el Distrito Tigre Sur. Allí funcionan muchas ONGs y proyectos de economía social. Tino no sólo se entusiasmó con mi proyecto, sino que me dio un espacio de trabajo dentro del DTS, sin el cual me hubiera sido muy difícil lanzar mi ONG.

—¿Cómo comenzó el trabajo de Bote al Agua?
—Muy rápidamente me puse en contacto con grupos de padres y madres de dos barrios vulnerables pegados a mi taller, a quienes expliqué mi proyecto. La respuesta fue inmediata y hace dos años comencé a trabajar con grupos de chicos, tanto en forma informal como dentro de la currícula de una escuela pública que se encuentra a pocas cuadras del taller. 

—¿Qué objetivos tiene Bote al Agua? ¿Cómo los desarrollan y concretan?
—Brindarle a los chicos de estos barrios vulnerables una experiencia educativa positiva, enriquecedora e inspiradora. Que sientan que aprendieron cosas útiles pero también divertidas, o apasionantes, como la construcción de un bote. Que entiendan para qué es necesario tener conocimientos de matemática, sin los cuales es imposible encarar un proceso de construcción. Una parte fundamental de Bote al Agua es el momento en el cual los chicos llevan el bote al río y lo utilizan por primera vez. Esa conexión entre el trabajo en el taller y el producto final que pueden compartir y disfrutar en equipo. Bote al Agua busca que los chicos tengan una experiencia que no deje de lado el costado emocional. Que los chicos se sientan contenidos, bien tratados, y que puedan entrever un camino ligado al trabajo manual y en equipo.

—¿Con chicos de dónde trabajan?
—De los barrios Garrote y Nueva Esperanza, de Tigre Sur.

—¿Qué realidades ven en esa zona?
—Las realidades de cada chico dependen del contexto familiar que les toca y no se pueden generalizar, pero entiendo que Bote al Agua les da a todos ellos una experiencia enriquecedora que les permite vislumbrar una vocación, una profesión futura o simplemente, el gusto por el aprendizaje desde una perspectiva práctica y lúdica. 

—¿Quiénes son los docentes que capacitan a los chicos?
—Tenemos un equipo de cinco docentes, que vienen con experiencia en la enseñanza y en la carpintería. 

—¿Venden los botes que fabrican?
—Bote al Agua ofrece sus botes a cambio de donaciones que nos permitan seguir trabajando y creciendo. La ONG necesita dinero permanentemente para la compra de los materiales (madera, placa fenólica, adhesivos, clavos y tornillos, pintura y herramientas) y también para los sueldos de los docentes. Los chicos que han pasado por la ONG han sido becados y en ningún caso pagaron por los cursos. Nos financiamos únicamente con aportes privados.

Datos útiles
E-mail: danielhelft@gmail.com
Teléfono: (11) 15-3208-6681.
Redes sociales: @botealagua
Web: www.botealagua.com

LEAVE A REPLY