Zaha lo hizo de nuevo

0
67

There is no ads to display, Please add some

En vida, la inmensa Zaha Hadid sorprendió al mundo con cada una de sus obras. Hoy, los profesionales que están a cargo de su estudio lo vuelven a hacer con el proyecto de la segunda fase del Centro Internacional de Exposiciones de Beijing, una obra monumental e innovadora.

La afamada arquitecta anglo-iraquí Zaha Hadid murió hace casi cinco años ya, pero el estudio que fundó y lleva su nombre continúa proyectando y construyendo obras que están siempre a la vanguardia en lo que hace a diseño, materiales y dimensiones. En las últimas semanas, se conoció que ganó el concurso para construir la segunda fase del Centro Internacional de Exposiciones de Beijing, situado junto al aeropuerto internacional de la capital china, en el distrito de Shunyi.


La propuesta de Zaha Hadid Architects contempla una superficie de 438.500 metros cuadrados y una altura máxima de 45 metros. Además de ampliar el espacio para ferias y exposiciones, el proyecto incorpora un centro de conferencias y un hotel. Será así un conjunto monumental que impactará fuerte a los recién llegados a la gran ciudad. Con esto, China aspira a fortalecer su liderazgo en materia de conocimiento, tecnología y desarrollo industrial.


Los detalles del proyecto
El equipo del estudio detalló que “las relaciones integradas entre las salas de exposiciones, el centro de conferencias y el hotel se reflejan en la composición del centro, dispuestas como una serie de líneas y geometrías interconectadas que se inspiran en las texturas de los techos de tejas de cerámica tubulares vidriadas dentro de la arquitectura tradicional china”.


El principal espacio de conexión es un eje central norte-sur, que proporciona claridad funcional al conjunto, en el que se definen tres rutas de circulación y puentes en los niveles superiores. El proyecto incluye una serie de patios compartidos para reuniones informales, así como jardines, cafés y espacios para eventos públicos al aire libre. A su vez, un sistema de techo compuesto está diseñado para aislar el ambiente interior con geometrías simétricas para crear una estructura de gran luz, eficiente y ligera. El resultado será un espacio flexible y sin columnas que puede adaptarse rápidamente a los cambios en las exposiciones, en línea con el uso que tendrá el conjunto y los tiempos requeridos en este tipo de eventos.


El estudio señala también que se utilizarán métodos de fabricación y construcción modular para minimizar el tiempo de obra, los costos de inversión y operativos. En el rubro de sustentabilidad, sobresalen las tecnologías de construcción sostenible centradas en reducir las emisiones de carbono, paneles solares y recolectores de aguas pluviales; además, se incorpora un sistema inteligente que optimiza la ventilación natural y, cuando sea necesario, acciona equipos mecánicos de climatización.

LEAVE A REPLY